Salir de dudas

Las personas que tienen antecedentes familiares con enfermedades graves a menudo buscan consejo de cara a su salud para evitar pasar por el mismo trago que sus seres queridos. Algunos de los cánceres más comunes son potencialmente hereditarios y, por ello, muchas personas viven angustiadas ante el temor de padecerlo. Por todo ello, la comunidad médica trabaja día a día para lograr una detección más temprana de este tipo de enfermedades así como la elaboración de estudios que permitan conocer con un alto grado de precisión el riesgo de reproducir un cáncer que ya ha tenido un familiar. Y aquí es donde entra el  asesoramiento genetico.

Lo primero que debemos hacer si estamos en la situación que hemos descrito es no alarmarse. Ni muchos menos todos los cánceres tienen un origen hereditario. Las estadísticas sitúan el porcentaje entre el 5 y el 10%. Aun así, es lógico que muchas personas sufran y quieran salir de dudas para conocer a qué se pueden enfrentar en el futuro.

En este sentido, diversas instituciones cuentan con equipos especiales y laboratorios enfocados a la valoración y tratamiento del cáncer de base genética. Un test genético elaborado por una institución con experiencia y prestigio es la mejor forma de salir de dudas. Es una manera de alejar los temores (muchas veces poco infundados) y analizar la realidad con datos científicos, no con proyecciones emocionales.

De esta forma, el primer paso es encontrar un buen centro especializado en el tratamiento del cáncer que cuente con un equipo especial de asesoramiento genetico y, a poder ser, que incluya un laboratorio de análisis propio. Se trata de que el centro tenga capacidad para ocuparse de forma integral del cliente sin tener que acudir a terceros.

Otro aspecto que debemos tener en cuenta es el informe resultante del test. A menudo, a la comunidad médica, sobre todo a los especialistas en determinados ámbitos, les cuesta ofrecer información fácil de entender al paciente. Un asesoramiento cercano y transparente, dejando a un lado la jerga médica, es lo que necesita una persona en esta situación para sentirse más segura y confiada.