Compra el jamón en la mejor tienda de tu ciudad para prepararlo con unas ricas judías verdes

Las judías verdes se han convertido en una de las verduras más consumidas por todos nosotros. Y eso no es simple casualidad, ya que podemos tomar judías verdes en una gran cantidad de platos. Y hoy daremos algunas recetas en las que las judías verdes son uno de los ingredientes principales. La primera receta es la de las judías verdes salteadas con jamón y con ajos.

Eso sí, no nos vale cualquier tipo de jamón ya que para que este tipo de platos nos quede realmente exquisito y que nuestros comensales queden encantados y con ganas de más será necesario ir a una tienda  jamón para comprar el de mejor calidad. Para ello necesitaremos:

  • Un kilo de judías verdes
  • Cuatro patatas que no sean ni demasiado grandes ni demasiado pequeñas.
  • Un cuarto de kilo de jamón cortado en lonchas finas
  • 4 dientes de ajos cortados en láminas
  • Aceite de oliva, agua, sal y hielo

Lo primero que tenemos que hacer es limpiar las judías y cortarlas en trozos medianos. Luego, las ponemos a cocer con agua y sal. En otra olla, hacemos lo mismo con las patatas.

Una vez que nuestras judías estén cocidas al dente, pasamos a enfriarlas de manera fácil y rápida. Para ello, las echamos en un bol lleno con agua fría y con hielo. Esto hará que además de enfriarse recuperen su color verde.

Una vez hecho esto y que hemos enfriado nuestras judías verdes, escurrimos también las patatas. Cuando ya estén nuestras judías totalmente frías, las ponemos en una sartén con aceite y freímos el jamón durante unos segundos. Luego lo reservamos. También freímos los ajos, y cuando estén dorados, añadimos las judías y las patatas, también añadimos el jamón que previamente hemos comprado en nuestra tienda de jamón favorita. Salteamos todo y cuando esté todo a nuestro gusto, ya estará listo para servir. Seguro que esta mezcla de judías y jamón de la mejor calidad encantará a toda nuestra familia y amigos, tanto que se quedarán con ganas de repetir.