Descubre las Cíes este otoño

Si pensabas que las Islas Cíes solo son dignas de visitarse en verano, cuando las playas están en su mejor momento, estás en un error. El otoño es una estación perfecta para comprar billetes islas cies y disfrutar del encanto de este lugar idílico.

Las Islas Cíes ofrecen mucho más que playas, también tienen fantásticas rutas de senderismo que ahora en otoño dará mucho más gusto recorrer. El sol ya no aprieta tanto como en verano, pero todavía hace buen tiempo y disfrutar de los paseos por la isla será mucho más apetecible.

Incluso es posible abarcar rutas las largas al no agotarse debido al calor. Solo hay que llevar agua fresca encima, algo de comer y disfrutar del paseo hasta llegar a algún punto en el que apetezca detenerse a merendar o a comer y a pasar un rato relajado antes de continuar.

Al principio del otoño, los días todavía son largos y es posible realizar las excursiones con día, deteniéndose para poder contemplar las vistas y hacer fotos maravillosas. Cuando los días son más cortos, lo mejor es ir temprano para volver antes de que oscurezca y así disfrutar todo el día a tope.

Existen cuatro rutas principales de senderismo en las Cíes. Tres de ellas son de dificultad baja y solo una tiene dificultad media, por lo que son perfectas para todo el mundo. De media, tienen entre cinco y seis kilómetros ida y vuelta, por lo que la idea es que cuando se va a pasar todo el día en la isla ser realicen dos de estas rutas, una por la mañana y otra por la tarde.

Para los profesionales del caminar, todas estas rutas pueden unirse en una sola de aproximadamente dieciocho kilómetros que permite conocer la isla a la perfección. Pero hay que valorar si todo el grupo va a estar preparado para caminar tanto en un solo día. De no ser así lo mejor es optar por una o por dos con parada en el medio para comer.

Si llevas comida, deberás tener en cuenta que las gaviotas en la isla están demasiado acostumbradas a robar comida a los turistas y que pueden incluso resultar un poco pesadas o hasta agresivas. Tened esto en cuenta y no despisteis los bocadillos a riesgo de tener que pasar todo el día sin comer porque alguna de estas descaradas con alas se lleven las vituallas.