Presenta tu libro libre de errores

Nunca ha sido tan fácil publicar un libro como lo es hoy en día. Tiendas como Amazon permiten que cualquier persona pueda publicar sus libros de manera autónoma, sin tener que contar con una editorial. Sobre todo en un formato digital, que resulta muy fácil de hacer. Muchos escritores publican de esta manera.

Pero algunos, por su inocencia e inexperiencia, desconocen que todo escritor profesional cuenta con un corrector que repasa su trabajo antes de que este llegue al lector. Se evitan así faltas de ortografía, frases mal redactadas e incluso errores de otros tipos. En algunos casos, el corrector puede incluso vigilar aspectos de la novela tales como la coherencia. Así, avisaría al autor de que, por ejemplo, en un párrafo acaba de contar que el personaje tiene los ojos azules cuando más adelante habla de que son verdes. Este tipo de errores son muy frecuentes incluso en escritores con experiencia.

Publicar un libro es sencillo, pero recibir malas críticas también. Un libro con faltas de ortografía y 

fallos gramaticales puede ser duramente criticado por los lectores y hacer que cualquier persona que lea las referencias decida no hacer la compra. Teniendo en cuenta que no se tiene detrás a una editorial haciendo campaña, sino que las ventas dependen en gran medida de la autopromoción y del boca a boca, estas críticas son letales para cualquier escritor que comienza.

Evitar esto es tan sencillo como contratar los Servicios de corrección de textos Vigo. Un profesional se encargará de repasar tu libro y de encontrar todos los posibles errores, contribuyendo a una mejor redacción, más fluida y mucho más pulcra. Evidentemente, la historia será la original y nada se va a cambiar en el contenido, ni siquiera en el estilo, sino que se van a corregir los fallos para que todo se presente correctamente.

Así, el lector solo tendrá que opinar sobre si le ha gustado o no la historia o sobre aspectos relacionados con la valía literaria del autor, evitando otras críticas. Si además el escritor decide que en lugar de publicar la novela quiere presentarla a un concurso o a una editorial, el que esté libre de errores dará una gran impresión. Una novela con faltas de ortografía y gramática dará una pobre impresión del escritor y puede hacer que, aunque la historia sea buena, la impresión sea tan negativa que no se consiga la publicación.