Decora tu fin de semana para que sea irresistible

Muchas personas sueñan con un fin de semana en el que pasar sus vacaciones. Una pequeña construcción con un trocito de terreno en el que poder estar en mayor libertad que en su piso, sin invertir una gran cantidad de dinero, pero pudiendo pasarlo igual de bien que si tuvieran un chalet en condiciones.

El fin de semana suele tener no más de dos dormitorios pequeños, un cuarto de baño y un espacio que es cocina, salón y comedor todo en uno. No importa no tener mucho espacio en el interior porque el que hay en el exterior compensa y cuando vienen visitas es el que realmente se utiliza.

Pero conseguir que ese interior sea muy acogedor y bonito también es importante para estar a gusto y por eso, decorar el fin de semana puede ser un trabajo muy agradable y rápido, pero en el que hay que cuidar los detalles. La zona de la cocina y el salón comedor puede decorarse con un ambiente rústico, tal vez una mezcla de rústico, elegante y toques vintage.

Para las ventanas escoge persianas venecianas de madera que le darán a la casa carácter y que además resultan fáciles de limpiar. La madera también puede estar presente en los suelos mientras que las paredes pueden estar recubiertas con piedra, ya sea de forma total o parcial.

Para los techos, las vigas de madera al descubierto pueden ser la mejor opción. No tiene por qué ser una casa de madera ni de piedra, tal vez el exterior sea una vivienda pintada normal y corriente, pero si el interior imita a una construcción de este tipo ganará en encanto. Las falsas vigas de madera pueden ayudarte a conseguir este efecto y resultan económicas.

Una cocina con un toque años cincuenta encajará perfectamente y le dará ese aire vintage del que estábamos hablando. Parecerá una cocina salida de otra época, pero, eso sí, con los adelantos actuales. Por último, elige muebles rústicos con complementos muy chics, como lámparas de diseño o alfombras con un pequeño toque de lujo.

Para las habitaciones elige muebles en tonos de madera para la cama y las mesillas y colchas vintage como las que imitan a las de ganchillo tejidas a mano. Usa los cojines para dar un toque más hogareño y unas cortinas muy coquetas y románticas que pongan el punto más elegante.