El mejor material para la prueba más dura

Cada año son más los deportistas amateur que se plantean competir en una prueba de triatlón. Se trata de una competición deportiva en pleno auge. Prueba de ello es, también, el creciente número de eventos, desde los más exigentes para los mejores triatletas del mundo, hasta pruebas regionales con inscripciones más asequibles.

No es ningún secreto que el triatlón es una prueba dura que obliga al deportista a contar con una gran preparación física. No olvidemos que en ella se combina natación, ciclismo y carrera continua. Pero además, los participantes de estas pruebas cada vez ponen más atención en el apoyo tecnológico y material: dispositivos inteligentes de control, bicicletas de carbono, zapatillas ultraligeras con cordones elásticos, etc.

La fiabilidad del material puede reportar unos segundos que marquen la diferencia entre hacer un buen puesto o no. Para la parte de natación, el competidor necesitará un traje específico que facilite los movimientos, un mono adecuado también para la aerodinámica y para repeler el agua. Actualmente se fabrican monos especiales para pruebas de triatlón que ofrecen las máximas garantías.

Pero, sin duda, el mayor gasto en material se da en la prueba ciclista para la que se precisa una máquina de calidad si se aspira a hacer un buen puesto. El carbono es el material que domina este tipo de bicicletas por su ligereza, rigidez y aerodinámica. Este sector vive un auténtico boom con lo que la dificultad no estriba en encontrar una bicicleta adecuada, sino en elegir entre las cientos de propuestas que nos ofrece el mercado.

Y para la prueba de carrera continua también se precisa el mejor material. Hay que tener en cuenta que la velocidad con la que se hacen los cambios entre prueba y prueba define también el éxito final por lo que las zapatillas suelen venir acompañadas de cordones elásticos que facilitan precisamente esta transición.

Con todo, el material para el triatlón es clave para el desarrollo de la prueba. Debemos elegir bien y hacer suficientes pruebas durante los entrenamientos para que todo vaya como la seda cuando llegue el día D.