¿Qué es el cáncer de colon?

Se habla mucho sobre el cáncer de colon, pero no todo el mundo sabe a qué se refieren exactamente cuándo se nombra esta enfermedad. Por eso, no está de más repasar los aspectos más básicos de este tipo de cáncer y sus características. Y lo primero que tenemos que decir es que bajo el nombre genérico de cáncer de colon se esconden diferentes tipos de cáncer con pronósticos que también pueden ser muy diferentes.

– Adenocarcinoma de colon: Se origina en las células de la mucosa del interior del intestino. Es muy frecuente y suele comenzar con pólipos que en su origen son benignos pero que acaban transformándose en cancerígenos. A su vez se diferencia en adenocarcinoma mucinoso, el más habitual de los casos de cáncer de colon y el adenocarcinoma de células de anillo de sello, que es uno de los casos menos frecuentes.

El adenocarcinoma tiene su origen en las células mucosas que recubren y lubrican el tracto intestinal, y suele desarrollarse a partir de un pólipo en principio benignos.

-El tumor carcinoide: comienza en las células presentes en el colon que se encargan de la producción de ciertas hormonas. Supone un 1% de los casos de cáncer de colon.

– El linfoma primario colorrectal: afecta a los linfocitos tal y como su nombre indica. Este tipo de cáncer es más frecuente en los hombres que en las mujeres y es similar a los cánceres de linfoma que se encuentran en otras partes del cuerpo.

-El tumor de estroma gastrointestinal. Es un tipo de tumor que comienza en las células intersticiales de Cajal. Se puede dar también en el estómago y en el intestino delgado.

-Leiomiosarcoma de colon. Comienza en el músculo de la pared del intestino. Solo un 0,1% de los casos de tumores en esta zona del cuerpo se corresponden con este tipo de cáncer.

Los médicos tienen que identificar en primer lugar a qué tipo de cáncer se están enfrentando y, a continuación, el estadio en el que se encuentra para poder realizar un pronóstico y proponer un tratamiento. Hoy, que es cancer al colon que se detecta a tiempo se cura en un 90% de los casos por lo que a pesar de ser uno de los cánceres más frecuentes, es también uno de los que suelen tener un mejor pronóstico y una mayor esperanza de vida para el paciente.